Formación, ¿para Brasil?

Formación, ¿para Brasil?
06 de agosto de 2017 Alicia Ribas

No hay como tener amigos en varias partes del mundo que saben a qué te dedicas para acabar participando en desafíos inesperados.

Terminé el mes en Londres asistiendo a un seminario impartido por Julia Cameron basado en su libro, “El Camino del Artista”, y pensaba que el siguiente mes estaba bajo control hasta que mi amigo Sebastian me propuso dar una formación sobre la Gestión del Cambio.

La idea me pareció fantástica por muchos motivos. Primero, porque la formación estaba enmarcada en la semana del emprendedor de la “Harve Academy”,  que es una startup de Curitiba, que promueve el desarrollo y empoderamiento tanto profesional como personal de emprendedores en un ecosistema puntero y creativo. Segundo, porque cualquier iniciativa de Sebastian Bonhomme es un éxito garantizado. Ansiosa espero la publicación de su libro y recomiendo a todos los que quieran convertirse en “Realizadores”. Por último, porque siempre es un placer estar de vuelta en Brasil, aunque sea por Skype, hablar portugués y poner mi granito de arena para colaborar con un país al que tanto le debo y echo de menos.

La parte del desafío, en mi caso, no se trataba de la formación, ni del portugués, ni de la diferencia de horario, ni de perfiles, el gran desafío fue el vídeo introductorio de 45 segundos invitando a participar a los asistentes que Sebastian me hizo grabar. Repito, me hizo grabar porque de ninguna manera iba a grabarlo yo naturalmente. Como buen coach, me informó de la tarea, especificó detalles, deadline y me colgó esperando que se lo entregara en 48 horas. Tiempo más que suficiente para grabar 45 segundos. Bueno, fueron 50 tomas de 2.5 minutos. Aproximadamente dos horas invertidas para acabar escogiendo la “menos mala” a mi entender.

Después de enviarlo, me deshice de esa sensación de carga que tenemos mientras hacemos algo que no queremos.

Di mi primer contacto con los vídeos por terminado y me concentré en mi fortaleza, la formación para que no hubiera contratiempos el día del evento.

Curiosamente la satisfacción de haber terminado el vídeo fue mayor a la finalización de la formación, porque grabar el vídeo significaba “salir de la zona de confort” en mayúsculas.

A veces los desafíos, vienen camuflados y hay que estar listos para asumirlos, estemos listos o no.

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn