3 Pasos para definir un objetivo

3 Pasos para definir un objetivo
30 de agosto de 2017 Alicia Ribas

La primera pregunta que le hago a mi cliente y a mi lector es: ¿Qué quieres?

Algunas personas tienen muy claro el cambio que quieren hacer: un nuevo trabajo, emprender, mejorar su vida sentimental, perder peso…

Para otras personas el tomar acciones para mejorar un área concreta de su vida puede ser más complejo.

A esta primera fase, yo la llamo  “ORIENTACIÓN”

En 3 pasos conseguimos que establezcas el rumbo:

PASO 1: IDENTIFICA TU GRADO DE SATISFACCIÓN EN LAS DIFERENTES ÁREAS

  • ¿Cuál es tu grado de satisfacción (del 1 al 10) en relación a tu salud?

  • ¿Cuál es tu grado de satisfacción (del 1 al 10) en relación a tu vida sentimental?

  • ¿Cuál es tu grado de satisfacción (del 1 al 10) en relación a tu carrera?

Ahora necesito que argumentes tu respuesta para cada área y una vez  que has hecho una valoración global, escoge el área en la que te quieres centrar.

Es importante que sepas que tu selección es en base a ti, y tus prioridades actuales. Puedes valorar tu parte de salud con un “4” y querer trabajar la parte sentimental o de carrera. Insisto en que tú eliges.

PASO 2: CONCRETA EL CAMBIO QUE ESTÁS BUSCANDO

Para darle un nombre a tu cambio necesito que te olvide los verbos genéricos, abstractos y te concentres en aquellos que designan una acción concreta:

No sirve:

  • Mejorar mi vida sentimental

  • Mejorar mi salud

  • Mejorar mi carrera

Si sirve:

  • Casarme, Divorciarme, Tener x citas al mes…

  • Perder 7 kilos, Correr una maratón, Dejar de fumar

  • Quiero trabajar para la empresa X en una función determinada cobrando X salario, viabilizar mi idea de negocio en los próximos 3 meses, quiero adquirir 10 nuevos clientes el mes que viene

En pocas palabras, pasamos de lo abstracto, al concreto.

Una vez sabes qué área quieres cambiar y a través de qué acción reconocerás que lo has conseguido, vamos al paso 3

PASO 3: RECONOCE QUÉ HACES HOY PARA CONSEGUIR TUS RESULTADOS ACTUALES

Esta parte es bastante divertida porque se trata de admitir que la situación de hoy es el resultado de nuestras decisiones y acciones. Se trata de ver que podemos ser la llave que bloquea nuestro cambio, o la llave que abre las oportunidades que necesitamos para avanzar.

En pocas palabras, nadie te obliga a permanecer al lado de alguien, permanecer en una empresa que no te satisface, o comer o beber más de la cuenta. Eres tú quien lo decide día tras día. Aquí te pido que hagas una lista de las acciones que soportan tus resultados actuales.

Te daré un ejemplo:

Salud: Hoy pesas X kilógramos y consigues así:

  • No desayuno

  • Como mucho por la noche

  • Bebo poca agua

  • Como fuera muy a menudo

  • Como dulce a diario

  • No hago ejercicio regularmente, o hago ejercicio regularmente,  pero no hay cambios en mi dieta

  • Duermo entre 5 y 6 horas al día, o me despierto varias veces durante la noche

  • Mi pareja, amigos y familiares llevan el mismo estilo de vida que yo

Bien, pues ahora ya sabes:

  • ¿Qué quieres cambiar y por qué?

  • ¿Qué cambio en concreto quieres lograr?

  • ¿Qué acciones tienes que empezar a cambiar si quieres resultados diferentes?

Ánimo. La primera parte ya la tienes.

¿Pasamos a la fase 2?

Vamos a por las grandes dosis de MOTIVACIÓN.

ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn